Canal RSS

LA EVALUACIÓN DE LA COMPETENCIA DIGITAL: CRITERIOS, RÚBRICAS Y PROCESOS

Publicado en

La evaluación por medio de rúbricas en el proceso de enseñanza-aprendizaje

La actualidad educativa el alumno y su proceso de aprendizaje han pasado a ser el centro de atención, según Padilla Carmona y Gil Flores (2008), la evaluación debe pasar a ser un proceso optimizador de los aprendizajes, dejando de ser un proceso exclusivamente de calificación, certificación o control externo de lo que hace el estudiante.

Asimismo, indican que las condiciones para el correcto desarrollo de una evaluación orientada al aprendizaje, se agrupan en tres puntos de partida: considerar las tareas de evaluación como actividades de aprendizaje, proporcionar feedback de forma que los alumnos utilicen la información recibida para progresar en su trabajo y aprendizaje (feedforward), y por último, involucrar a los alumnos en el proceso de evaluación de su propio trabajo, experiencia que resultará de gran interés para su futura vida laboral.

Teniendo en cuenta que la evaluación se convierte en una más de las actividades formativas del proceso de enseñanza-aprendizaje, y que como tal debemos tratarla, es necesario un cambio no sólo en la forma de realizar las pruebas sino en el modo de concebir dicha evaluación.

El proceso de evaluación permite obtener información confiable que permita establecer estrategias cuyo objetivo sean mejorar el proceso enseñanza-aprendizaje y el uso de las rubricas permite identificar información que propicie y facilite al profesor desarrollar un plan de trabajo o un plan de acción para que los estudiantes tengan mejor aprovechamiento y alcanzar las metas y objetivos en un curso o en un programa académico. Una rúbrica mide dos partes en el trabajo del estudiante; mide cada una de las partes o componentes del trabajo y mide la totalidad o el conjunto total del trabajo.

Para que una rúbrica muestre que esta evaluando el proceso de enseñanza- aprendizaje mediante alguna estrategia o tarea se debe tomar en cuenta  lo siguiente: se debe tener presente cuales son los resultados de aprendizaje que se esperan y en qué nivel deben demostrarlos, sea el nivel de conocimiento, de comprensión, de aplicación, de análisis, de síntesis o de evaluación.

Una rúbrica  permite ver las competencias del estudiante y le lleva a auto-regularse, a saber cuáles son las capacidades con las cuales debe contar para lograr los objetivos del proceso de enseñanza- aprendizaje.  La utilización de rúbricas en la evaluación forma parte del proceso de enseñanza-aprendizaje-evaluación.

Las rúbricas evalúan el actuar del estudiante frente a diversas tareas, entre ellas su desempeño en el aula, es muy útil para realizar evaluaciones grupales e individuales, a través de ellas se puede verificar lo que el estudiante ha adquirido en relación a los aprendizajes esperados del nivel que cursa, su utilización permite no sólo valorar el nivel intelectual, las habilidades que ha desarrollado sino que además las actitudes que forman parte de las competencias.

Algunas de las características de las rúbricas

Se comprende que la rúbrica es una matriz que contempla un conjunto de criterios específicos que permiten valorar los conocimientos y/o las competencias logradas por el estudiante en una determinada tarea de aprendizaje.

Se utiliza para otorgar un valor más auténtico a las calificaciones tradicionales expresadas en números o letras.

Interesa obtener información sobre cómo está aprendiendo el estudiante, constituyéndose en una herramienta de evaluación formativa.

Los componentes para elaborar una rúbrica son las categorías y los indicadores.

Las categorías pueden ser descriptivas y también pueden ser numéricas establecidas mediante puntajes.

Cuándo la elaboración de una rúbrica es conocida y consensuada por las partes involucradas cobra mayor relevancia en el proceso de la evaluación, un mayor compromiso por parte del estudiante en relación a los logros que debe alcanzar.

Ventajas para el docente

  • Puede determinar de manera específica los criterios a través de los cuales va a medir documentar el progreso del estudiante.
  • Fomentan el aprendizaje y la autoevaluación: los alumnos evaluados por medio de rúbricas desarrollan más capacidades que los evaluados por otras formas más tradicionales.
  • Facilitan el desarrollo de las competencias.
  • Sirven para evaluar procesos, no solo resultados.
  • Promueven la responsabilidad de los alumnos, que en función de los criterios expuestos pueden revisar sus trabajos antes de entregarlos al profesor.
  • Facilitan al profesor las explicaciones a los alumnos sobre las calificaciones ante las revisiones de estas.
  • Provee al profesor de información de retorno sobre la efectividad del proceso de enseñanza que se está aplicando.
  • Permite al docente realizar un análisis cuantitativo sobre los niveles de logro que debe alcanzar el estudiante.

Ventajas para el estudiante

  • Podrá evaluar  y hacer una revisión final de sus trabajos antes de entregarlos al profesor .
  • Facilitan la comprensión global de los temas y la internalización de las capacidades.
  • Ayudan a los alumnos a pensar en profundidad.
  • Los alumnos tienen mucha más información sobre sus fortalezas y debilidades en la asignatura que en otro tipo de evaluaciones (retroalimentación).
  • Incrementan la objetividad del proceso evaluador: los criterios son conocidos de antemano, no pueden ser modificados arbitrariamente.

Consideraciones para crear rúbricas que evalúen competencias

Diversos autores, páginas web y herramientas online responden satisfactoriamente a esta cuestión (Goodrich Andrade 2000:5; Martínez Rojas 2008:131-132; Mertler 2001:5; Zazueta Hernández y Herrera López 2008:4). En generales, los pasos que se deben seguir son los siguientes:

1º. Revisar detalladamente los objetivos y contenidos de la unidad que se va a estudiar para definir una tarea de aprendizaje apropiada.

2º. Identificar los criterios de evaluación, es decir, las cualidades específicas observables en el producto o el proceso llevado a cabo por los alumnos. Los criterios deben agruparse cuando así sea posible o independizarse cuando se les concede una importancia capital en la adquisición de la competencia.

3º. Ponderar los criterios, esto es, determinar qué porcentaje de la calificación final corresponde a cada uno de los criterios establecidos y elaborar una fórmula para el cálculo de dicha calificación (García García, Terrón López y Blanco Archilla 2009).

4º. Establecer, dentro de cada uno de los criterios, los distintos niveles en que pueden presentarse en las producciones de los alumnos.

5º. En algunos casos, es conveniente añadir ejemplos de tareas correctamente ejecutadas para que sirvan de modelo o andamiaje a los estudiantes en la elaboración de sus propios trabajos.

6º. Crear un borrador de la rúbrica que recoja todos los criterios, los distintos niveles de calidad, los descriptores correspondientes a cada uno de los niveles, la ponderación y la forma de calificación final.

7º. Revisar la rúbrica tantas veces como sea preciso, en un primer momento para cerciorarse de que no falta nada necesario, pero posteriormente, y como resultado de los procesos de retroalimentación, para afinar la efectividad de la rúbrica ante su uso en nuevos procesos de enseñanza-aprendizaje.

Ejemplos de rúbricas para la evaluación de las competencias

Ejemplo 1 de rubricas de Diseño de presentaciones multimedia interactivas

 

Ejemplo 2

Ejemplo  3

Referencias bibliográficas

BLANCO BLANCO, A. (2007): “Las rúbricas: un instrumento útil para la evaluación de competencias. En BLANCO, A.; MORALES, P. y TORRE, J.C. La enseñanza universitaria centrada en el aprendizaje: estrategias útiles para el profesorado. Octaedro-ICE de la Universidad de Barcelona. p. 171-188.

BUJAN VIDALES, K., REKALDE RODRÍGUEZ, I., & Aramendi Jauregi, P. (2011). La evaluación de competencias en la educación superior : Las rúbricas como instrumento de evaluación. Alcalá de Guadaira: Mad.

GARCÍA GARCÍA, Mª JOSÉ, TERRÓN LÓPEZ, Mª José y BLANCO ARCHILLA, Yolanda (2009). “Desarrollo de recursos docentes para la evaluación de competencias genéricas” artículo en línea http://hdl.handle.net/2099/7902. XV Jornadas de Enseñanza Universitaria de la Informática (JENUI). UPC.

GOODRICH ANDRADE, Heidi (2000). “Using Rubrics to Promote Thinking and Learning” artículo en línea http://www.ascd.org/publications/educational_leadership/feb00/vol57/num05/Using_Rubrics_to_Promote_Thinking_and_Learning.aspx.Educational Leadership. Volume 57. Nº 5.

MARTÍNEZ-ROJAS, José Guillermo (2008). “Las rúbricas en la evaluación escolar: su construcción y su uso”. Avances en Medición. Nº 6. Avances en Medición. Nº 6.

MERTLER, Craig A. (2001). “Designing scoring rubrics for your classroom” artículo en línea http://PAREonline.net/getvn.asp?v=7&n=25. Practical Assessment, Research & Evaluation. 7(25).

PADILLA CARMONA, M.T. y GIL FLORES, J. (2008): “La evaluación orientada al aprendizaje en la Educación Superior: condiciones y estrategias para su aplicación en la docencia universitaria”. En: Revista española de pedagogía, año LXVI, nº 241, p. 467-486.

ZAZUETA HERNÁNDEZ, María Alejandra y HERRERA LÓPEZ, Luis Fernando (2008). “Rúbrica o matriz de valoración, herramienta de evaluación formativa y sumativa” artículo en línea http://www.quadernsdigitals.net/index.php?accionMenu=hemeroteca.VisualizaArticuloIU.visualiza&articulo_id=10816. Quaderns Digitals. Nº 55.

Anuncios

Acerca de aulaneo

Docente de educación superior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: